¡Por favor, no me regatees!

¡Por favor, no me regatees!

“Bien podrido o bien vendido” es una frase popular entre los vendedores de frutas/verduras y el significado es simple… no “malbaratar” el producto. En el contexto de los profesionales de la salud bucal se puede aplicar el mismo principio, no malbaratar los servicios...