¡Por favor, no me regatees!

¡Por favor, no me regatees!

“Bien podrido o bien vendido” es una frase popular entre los vendedores de frutas/verduras y el significado es simple… no “malbaratar” el producto.

En el contexto de los profesionales de la salud bucal se puede aplicar el mismo principio, no malbaratar los servicios dentales ofrecidos simplemente por vender… aunque sea “algo”. Malbaratar los servicios profesionales tiene una afectación mayor de lo que uno podría pensar ya que  se educa al paciente a siempre esperar los precios más bajos afectando no sólo a un doctor, sino a todo el sector del cuidado bucal.

Todos sabemos que el estudio de la Odontología es complicado, pesado y nada barato, entonces ¿por qué no valorar todo el esfuerzo realizado por la familia y por uno mismo? Les suenan familiares las siguientes frases:

  • “¿Cobra la consulta?”
  • “¿Cuánto cuesta una resina? Es muy caro.”
  • “¿Por qué tan caro?”
  • “¿Solamente por una caries?”

Podríamos entrar a una plática más profunda con el paciente explicando que los honorarios cobrados son utilizados en la pago de servicios como la renta, el agua, la luz, el teléfono, el material comprado en el depósito dental, en el instrumental usado, en los baberos, guantes, en pagar la mensualidad del autoclave, pagar la mensualidad de la unidad, etcétera, etcétera, etcétera. Sin embargo no se hace ni se hará ya que se debe ser capaz de mostrar el valor de los servicios ofrecidos.

A continuación presentamos algunos tips que pueden usar para mostrar el valor de sus servicios.

 

Pago por consulta

“La consulta se cobra ya que usaremos material nuevo y estéril. Revisaré integralmente la salud de su boca con lo cual podremos tener un diagnóstico certero y confiable usando radiografías (los RX solamente si se cuenta con el instrumento) para devolverle la salud bucal. Además al aceptar el tratamiento el costo de la consulta se le bonificará. Es como si no hubiera pagado la consulta”

¿Y no es lo mismo que regalar la consulta? La respuesta es no, ya que si no se cobra la consulta el doctor gasta tiempo e insumos. Es probable que el paciente no vuelva y el doctor se quede con el gasto. Al cobrar el paciente no podrá volver y el doctor conserva el ingreso, además se motiva al paciente a volver para continuar con su tratamiento completo con la idea de que ahorrará (y sí lo hace).

 

Kit de bienvenida

A la par del Pago por consulta hay doctores que entregan un Kit de bienvenida para que el paciente se sienta más cómodo y como en casa al percibir una atención especial a él. El kit de bienvenida lo determina cada profesional de la salud. Un ejemplo que nuestros amigos de COI nos dan es:

  • Bolsa con el logo y página de internet del consultorio.
  • Un imán para refrigerador con los datos de contacto del consultorio.
  • Un cepillo y una pasta dental.
  • Se le muestra al paciente cómo realizar un correcto cepillado dental.

El Kit de bienvenida es útil para el paciente y al mismo tiempo se realiza presencia del consultorio cada vez que el paciente usa la bolsa o va a su refrigerador. Es publicidad constante y en términos de marketing es conocido como branding.

 

Formas de pago

Ofrecer al paciente formas de pago siempre es un plus para ellos ya que no necesariamente deben cubrir los honorarios en una exhibición. Las formas de pago sugeridas son:

  • Aceptar pago con tarjeta de crédito o débito. Se le paga una comisión al banco, pero brindar esta posibilidad al cliente genera mucho valor ya que al usar una tarjeta de crédito el paciente tiene un financiamiento de hasta 59 días para pagar al banco.
  • Tarjetas con pagos diferidos. Se puede proporcionar meses sin intereses a partir de cierto monto. O pago a meses cobrando la comisión que se le paga al banco por este servicio.
  • Descuento en efectivo. Realizar un descuento del 5% o 10% al realizar el pago en una sola exhibición.
  • Matices. El Banco IXE brinda créditos para pago de servicios médicos.

 

Cupón con vigencia

Otra opción es proporcionar un cupón con un descuento fijo después de la primera consulta para motivar el regreso del paciente. Un cupón tipo tarjeta de presentación en el cual aparezcan todos o algunos de los siguientes datos:

  • Nombre del doctor y/o consultorio.
  • Teléfonos de contacto.
  • Dirección.
  • Vigencia.
  • Porcentaje de descuento.
  • Tratamiento con o sin costo.
  • Nombre del paciente.
  • Nombre y firma del autorizador.

Al autorizar el cupón con nombre y firma del doctor se le da un trato especial y personalizado al paciente.

 

Mostrar valor adicional del servicio al paciente hará que tome consciencia de los precios y del trabajo ofrecido. También es un diferenciador de la competencia.

Estos tips son sencillos de implementar y de bajo costo. Si tú tienes más tips sencillos comparte con esta comunidad odontológica.

Recuerda que la cultura del cuidado de salud bucal y su correcta apreciación y valor por parte  de los pacientes es trabajo de toda la industria del cuidado bucal.

¿Tienes comentarios? Comparte con todos nosotros.

Usa y comparte estos tips para evitar el regateo.

  • Pago por consulta
  • Kit de bienvenida
  • Formas de pago
  • Cupón con vigencia

 

Suscríbete a nuestro boletín llenando los siguientes campos y entérate de todo lo relacionado al mundo empresarial odontológico.

Aviso de privacidad