Dentista y el poder de decir NO

Dentista y el poder de  decir NO

Solamente diciendo “No” te puedes concentrar en las cosas que realmente son importantes

¿A ti te gusta que te nieguen un servicio o un favor? Por lo general cuando solicitamos algo esperamos una respuesta afirmativa, o al menos esperamos que hagan el intento por satisfacernos y que se convierta en un rotundo sí. Pero qué pasa cuando sucede todo lo contrario, cuando recibimos un “NO” como respuesta. Casi siempre como primer pensamiento nos llegan frases como:

  • ¿Por qué no?
  • ¿Quién te crees para decirme no?

Sin embargo lo más conveniente sería pensar en “¿Cómo hago para cambiar ese NO a un SÍ?” Entonces estaremos de acuerdo que las personas atrevidas son las que intentan cambiar un “No” por un “Sí” y si se esmeran podrán revirar a su beneficio, pero ¿realmente al cambiar al “sí” recibirán lo esperado?

Usemos ejemplos simples al cambiar de un “No” a un “Sí”, como:

  • De tanto insistir se volvió mi novia, pero no la pasamos bien.
  • De tanto insistir conseguí un descuento, pero el servicio ofrecido no fue de la calidad esperada.

Consideramos que siempre debes luchar para cambiar un “No” por un “Sí”, o dicho en otras palabras, luchar por cambiar los malos momentos por buenos. Siempre con la mente objetiva ya que como en los ejemplos anteriores, no siempre se puede ganar.

Dentista di que “No”

Ahora pasemos el contexto donde estamos inmersos diariamente, cambiemos a la actividad profesional como dentista. Tú dentista tienes el poder de decir NO. Sí, así es, no es necesario que aceptes todo ya que no todo lo que aceptas te beneficia. Recuerda que el paciente tiene el poder de decidir a dónde va y con quién adquiere servicios dentales, así como éste tú también tienes el poder de decir que No.

  • Ética: Como dentista debemos ser claros al momento de rechazar algún tratamiento, negárselo al paciente por el hecho de que no estamos capacitados para el trabajo. Como dentistas tenemos un juramento y no por obtener el ingreso económico aceptaremos realizar un servicio que podría afectar más la salud del paciente. Es un acto de simple ética.
  • Mercado meta: Similar al punto anterior, negar el servicio si el paciente que llega no es nuestro mercado meta. Imagina que tú no atiendes niños y tu mercado meta son los adolescentes con brackets, entonces por qué atender a un niño que te quitará tiempo e ingreso económico que puedes tener si solamente dedicas todos tus esfuerzos a tu mercado meta.
  • Respeto a la profesión: No porque hayas tenido malos momentos vas a dejar que te regateen el precio de tus servicios al extremos y tú lo aceptes solamente por tener “algo” de ingreso. Tú tienes tus políticas y precios, si no te quieren pagar lo que cobras existen dos posibilidades 1) Ese no es tu mercado meta 2) Sobrevaloraste tu mercado meta. Pero jamás dejes que el mismo paciente te diga cómo y cuánto pagarte. Le puedes dar facilidades de pago, sí, pero bajo tus reglas.
  • No te quiero como paciente: Seguro has tenido algún paciente que no lo quieres atender, pero te da pena o miedo decírselo. A una colega le sucedió que un paciente hacia comentarios con connotación sexual en cada una de sus visitas, el paciente se creía el “graciosito” hasta que la doctora en jefa le dijo directamente que respetará el lugar, a las doctoras que brindaban el servicio o ya no le daría atención. En aquella ocasión basto con la advertencia para que cambiara su actitud, pero si no la hubiera cambiado simplemente estás en tu derecho a negar el servicio porque te sientes ofendido o su comportamiento no va de acuerdo a las políticas de tu Consultorio Dental, tan fácil como entregarle su expediente completo y no volverlo aceptar.
  • Calidad de vida: Supongamos que eres una excelente Odontopediatra y que te buscan en todos los consultorios para que atiendas pacientes, pero debes ir de un extremo a otro de la ciudad y te toma horas trasladarte, la mayoría de las veces no comes sino hasta la cena. Es justo que por tu calidad de vida digas que “no” y mejor te concentres en buscar consultorios que seguramente requerirán de tus servicios cerca de la localidad donde vives. Ahora el esfuerzo de promocionar tus servicios a consultorios cercanos es tuyo, pero una vez que hagas un cartera de consultorios cercanos tu calidad de vida mejorará.

Tips al momento del “No”

Por otro lado, al momento de decir “No” intenta ayudar a esa persona que te solicita el servicio o ayuda. Quizá tú puedas contribuir de una forma diferente o simplemente orientarlo. No quedarás como el malvado sino como aquel que fue honesto, prefirió no inmiscuirse, pero orientó a la persona para alcanzar su objetivo.

Cuando a alguien le digas que “no” trata de ser breve y conciso  con la explicación, así evitarás que esa persona crea que simplemente no lo quieres ayudar al dar explicaciones largar y rebuscadas.

  • Si no estás orgulloso de lo que harás, di no.
  • Si no puedes hacer un buen trabajo, di que no.
  • Si va a distraer tu atención de lo que realmente importa, di no.
  • Si no sabes por qué quieren que lo hagas, pregunta.
  • Si lo que te piden se lo ocultarías hasta tu madre, entonces reconsidéralo.
  •  Si te beneficia, pero no las personas que te importan o que son tu equipo de trabajo, di que no.
  •  Si no te beneficia para ir hacia adelante y dudas, di que no.

Di “No” con amabilidad

Si tú eres un dentista  que desea decir “No”, pero siente que es muy grosero diciéndolo, entonces usa las siguientes frases y acomódalas a tu estilo para poder dar un NO con amabilidad.

  • Últimamente me estoy enfocando a otras cosas…
  • Es tentador, pero tengo que pasar…
  • Ojalá pudiese, pero me resulta imposible…
  • Lo lamento, pero mis actividades no me lo permiten…

Conslusión

No solamente apliques el poder del “NO” a tu vida dental, te recomendamos comiences con cosas simples de tu vida diaria y nos comentes cómo te ha ido, a qué te has enfrentado. Cuando dices que no estás estableciendo tus valores, límites, valores, tiempo y espacio.

Si no te beneficia a ti y a los que te rodean es tu derecho decir “No”.

Práctica frente al espejo las situaciones que anteriormente te han paso y no pudiste negarte, así estarás preparado para la siguiente ocasión.

 

Si tienes alguna historia o estrategia por compartir con la comunidad dental emprendedora deja un comentario. Los comentarios son con tu facebook.

Suscríbete a nuestro boletín llenando los siguientes campos y entérate de todo lo relacionado al mundo empresarial odontológico.

Aviso de privacidad