Consultorios dentales “Baratos vs Caros”

Consultorios dentales “Baratos vs Caros”

Tu consultorio dental no tiene precios baratos y lo sabes…

 

No necesariamente debes ser un Consultorio dental barato para cautivar un mercado de pacientes. Si tu estrategia es llegar a la base de la pirámide entonces ser “baratero” podría ser una opción.

 

Escuchemos lo que Julio Quiroz, fundador de OdontoEmprende, nos platica al respecto.

 

 

Analicemos un poco lo que nos acaban de contar.

 

Tu has luchado mucho para tener tu Consultorio Dental propio, empecemos con estudiar una de las carreras universitarias más difíciles, de un gasto económico alto, de conseguir pacientes para las prácticas, casi casi pagarles porque asistan estos pacientes, la casa de campaña que se carga con todo el material e instrumental, así que… No tienes por qué ser barato.

 

Sin embargo tenemos competencia mercenaria que realiza tratamientos súper baratos, lo cual daña nuestra industria de salud dental. Esos “dentistas mercenarios” bajan y bajan sus precios, pero los del depósito dental no, así es como se maleduca a los pacientes, todo lo quieren rápido y barato. (aunque saben que lo barato sale caro).

 

¿Qué hacer contra esos consultorios mercenarios? No vamos a caer en su nivel, es decir, no vamos a ser barateros simplemente porque ellos lo son, no vamos a ser barateros sin tener una estrategia.

La forma de combatir a los barateros es con el SERVICIO AL CLIENTE, es decir, ”el proceso que se realiza para cumplir con la satisfacción de las personas que acuden a ti para adquirir un producto o servicio”, en otras palabras, además del servicio dental como tal, debemos “enamorar” al paciente para que siempre regrese.

 

En el video se toca el tema de post-venta como seguimiento a los pacientes que acuden a cualquier tratamiento. Normalmente el paciente recibe el tratamiento y se va casa, fin.

 

Post-venta

 

La post-venta aquí propuesta es dar un seguimiento puntual al paciente después de recibir el tratamiento. El dentista empresario debe seguir este sencillo acordeón:

 

  1. Dentista termina tratamiento a paciente.
  2. Después de 2 o 3 días se le llama al paciente preguntando cómo se siente con el tratamiento.
    1. Se le invita a acudir a una revisión totalmente gratis si el paciente manifiesta molestia alguna.
    2. También se le puede dar alguna indicación por teléfono si la visita al consultorio no es necesaria.

 

Esta actividad la puedes hacer tu dentista o tu asistente o tu recepcionista. El objetivo es que el paciente se sienta cuidado por ti.

 

Esto es solamente un paso, la post-venta es buena, pero recuerda que hay más actividades en el proceso de sevicio al cliente dentro del consultorio dental. Te doy unos breves ejemplos:

 

  • Ofrecer agua.
  • Ofrecer el periódico del día.
  • Música en dispositivos móviles exclusivos para él.
  • Múltiples formas de pago.
  • Tablet con internet para el paciente (o a sus hijos mientras esperan).

 

¿Qué ganamos?

 

  • Un paciente que se siente atendido y cuidado por ti.
  • Incrementamos la fidelidad del paciente hacia tu consultorio.
  • Por ese buen trato después su visita contigo, puede recomendarte con sus conocidos.

 

Concusión

 

Ya sé que algunas veces lo haces y es muy sencillo. Debes hacerlo hábito para que nunca pase por olvido y siempre estés al pendiente de tus pacientes para ir ganando su fidelidad.

 

El servicio al cliente es lo que hará la diferencia entre tu consultorio y los otros que son baratos. Las personas no necesariamente se van con el que cobra menos, también juegan la atención y comodidad (física y financiera).

 

Realiza Post-Venta y me comentas cómo te has sentido después de 3 meses.

 

 

 

Suscríbete a nuestro boletín llenando los siguientes campos y entérate de todo lo relacionado al mundo empresarial odontológico.