Cómo calmar la ansiedad del paciente y bajar el estrés

Cómo calmar la ansiedad del paciente y bajar el estrés

Todos salen beneficiados. El paciente y tu empresa dental…

 

Tú, tu amiga, tu amigo e incluso tu maestro dentista saben  del gran problema de la ansiedad con los pacientes dentro Consultorio Dental ya que tiene implicaciones como inquietud, ganas de huir, inseguridad, irritabilidad, etc. Con todo paciente se puede presentar, sin embargo con pacientes nuevos que no han tenido el cuidado dental en años o incluso en pacientes existentes que han tenido experiencias negativas en el pasado.

Es muy importante que ayudes a tus pacientes a bajar su ansiedad dental (a veces conocido como fobia dental), de lo contrario tu trabajo se complicará y ni tú ni el paciente estarán en la misma sintonía. Hazlos sentir en confianza para que se sientan cómodos y regresen a su siguiente cita y a la siguiente y a todas.

 

Platíca con ellos

Para hacer sus visitas más amenas platica con ellos, platica con tus pacientes sobre los temas que les provocan ansiedad o miedo en el Consultorio Dental. Tómalo muy en serio con los pacientes nuevos, incluye este tema dentro de tu proceso de cita de primera vez y guarda en su expediente los factores que lo alteran para que lo tengas consciente en sus subsecuentes visitas. Una mala experiencia pasada o simplemente el dolor es causante de ansiedad y estrés.

Comienza una plática casual con lo clásico del clima o similar y lleva la plática para descubrir sus ansiedades dentro del Consultorio. Una plática de 5 minutois para descubrir cómo minimizar su estrés es suficiente para darte una buena idea de cómo tratar al paciente en el futuro.

 

Minimiza el dolor

Para muchos pacientes el miedo al dolor es un factor determinante para incrementar el estrés. Cuando ellos están conscientes de que tú como dentista estás haciendo y dando lo mejor de ti puede hacer que se sientan cómodos y aminorar el estrés. Durante el tratamiento, anima a tus pacientes para que te digan si tienen dolor o incomodidad para que te puedas detener para darle tiempo de recuperación o si cuentas con algún producto para el dolor aplícalo.

Tu misión en este punto es hacer que las citas de todos tus pacientes sean lo más cómodas posibles. Usa las herramientas que sean necesarias para disipar su ansiedad.

 

Explica lo que está sucediendo y por qué

Algunos pacientes con ansiedad dental dudan porque tienen miedo de lo desconocido. Ponte en sus zapatos, si no te explican cómo es el tratamiento y cuáles son los pasos que se ejecutarán desde principio hasta fin es posible que tú también tengas ansiedad y miedo. Algunos incluso tienen preocupaciones sobre las condiciones o enfermedades raras que podrían tener en su boca.

Toma el tiempo necesario para explicar cada tratamiento a realizar en un lenguaje entendible para cualquier persona sin usar muchos tecnisismos (obvio no puedes dejar de usarlos todos), lo menos posible mejor. Anímalos a mantener buenos hábitos dentales como un método para ayudar a prevenir las caries. Y que no se te olvide invitar a los pacientes a hacer preguntas en el momento o si después tienen dudas que marquen al consultorio con entera confianza.

 

Confianza

Algunas veces la ansiedad o el mideo dental a menudo pueden ser causados por un entorno extraño y vulnerable, por ejemplo, el olor de los guantes de látex. Es crucial que le des la oportunidad a tu paciente de hacer una conexión de confianza contigo y con el resto del equipo, no temas hacer preguntas personales, acerca de su trabajo, de sus hijos, de su escuela, acerca de sus siguientes vacaciones, etc. Forjar este vínculo tiene poco que ver con la odontología en sí, pero tiene mucho que ver con relacionarse entre sí como personas. Al mostrar tu preocupación y empatía para cada paciente, les ayudas a confiar naturalmente en ti, tanto dentro del Consultorio Dental como fuera de él.

 

Distraídos… mejor

Cuando tus pacientes se centran en su ansiedad dental se convierte en una situación incómoda y tensa para ti y para él. Usando una distracción puede ayudar a hacer la experiencia dental muy positiva (algunos distractores los puedes checar en Dentista consiente a tu paciente a bajo costo).

La mayoría de Consultorios Dentales pediátricos tienen televisiones para que los pacientes más jóvenes se puedan distraer y dejen de pensar de los ruidos y dolor cuando se encuentren en la unidad dental, y este método puede también ser aplicado a pacientes adultos nerviosos. Exhortarlos a llevar reproductores MP3 con ellos a su cita. La música que disfrutan ofrece una familiaridad que puede ayudarlos a relajarse. Asimismo, promueve dar a los pacientes períodos de descanso para ayudar a mantener el estrés al mínimo.

La ansiedad que los pacientes sienten en el Consultorio Dental puede hacer que vayan menos seguido al dentista y así descuidar su salud bucal, aumentando el miedo áun más en su siguiente visita. Es tu deber (por no decir responsabilidad) estar preparado para ayudarles a dejar de lado sus temores para que vayan a revisiones regulares con gusto y cómodos.

 

Tips rápidos

  • Trata a tus pacientes como personas, tanto dentro como fuera de la unidad dental, para construir confianza.
  • Incita a tus pacientes a llevar música a sus citas para que les ayude a relajarse.
  • Manejar la ansiedad y el estrés de tus pacientes te ayudarán a tener un mayor número de citas frecuentes.

 

¿Por qué debes hacerlo?

Un paciente con ansiedad puede también crearla para el dentista tratante. Cuando eres capaz de evitar estas situaciones incómodas con los tips anteriormente mencionados todos salen beneficiados. El paciente y tu empresa dental.

 

 

Si tienes alguna historia o estrategia por compartir con la comunidad dental emprendedora deja un comentario. Los comentarios son con tu facebook.

Suscríbete a nuestro boletín llenando los siguientes campos y entérate de todo lo relacionado al mundo empresarial odontológico.

Aviso de privacidad