8 pasos para seleccionar a tu socio ideal para tu próximo Consultorio Dental

8 pasos para seleccionar a tu socio ideal para tu próximo Consultorio Dental

Pasarás más tiempo con tu soci@ que con tu pareja. Así que escoge bien.

 

Hoy te levantaste con el pensamiento “Quiero poner mi propio Consultorio Dental” y estás dispuesto a tomar todo el riesgo que implique para convertirte en tu propio jefe y alcanzar tus metas personales y profesionales, y así convertirte en un Empresari@ Dental Exitos@, sin embargo tres horas después comienzas a preguntarte “¿voy a poder solo?”, “¿necesito un socio?”.

Estás preguntas son muy comunes al momento de querer poner tu propio negocio de Consultorio Dental y qué crees, no son fáciles de responder. Antes de salir a la caza de tu socia o socio para embarcarte en la aventura empresarial dental es necesario que primero sepas bien si es factible para ti tener un socio o no. Como en cualquier matrimonio la sociedad de negocios se comienza con mucho entusiasmo y con altas expectativas, por lo cual es importante conocer lo más posible al probable soci@ incluyendo su expectativas, situación familiar, financiera antes de firmar ya que pueden afectar al negocio Dental.

A continuación te presentamos una serie de preguntas que deberás realizar antes de decidir si estar en una sociedad es una buena idea para ti:

 

  1. ¿Qué necesito de una socia o de un socio de negocios?

Debes buscar a una socia o socio de negocios que traiga una habilidad diferente que tú al juego. Por ejemplo, si tú eres creativo, quizá necesites a alguien que se fije mucho en los detalles, si tú tienes dinero para iniciar el Consultorio Dental quizá necesites a un socio que tenga una larga cartera de pacientes o que tenga varias conexiones en escuelas para atraer más pacientes, si tú eres tímido quizá a alguien que no le preocupe expresarse para balancear la ecuación entre los dos, si los números y las cuentas no se te dan quizá necesites a alguien con esas habilidades.

Si es similar a ti te puedes sentir más cómodo, pero quizá no sea lo que necesites. Tú necesitas a alguien que complemente tus habilidades y personalidad.

 

  1. ¿Cuál es la situación financiera del posible socio?

Es importante conocer y entender la situación financiera de alguien antes de comprometerse con el negocio junto a ti. Es difícil preguntar cuánto están pagando por su casa o por el auto que conducen, sin embargo saber cuáles son o a qué compromisos financieros se enfrentará en el corto plazo es posible preguntarlo y tenerlo en mente para ver si comulgan con los gastos que se tendrán en el Consultorio.

Si sus gastos son casi igual o mayor a sus obligaciones económicas actuales entonces una bandera roja aparece en el horizonte.

 

  1. ¿Cuáles son las expectativas del posible socio?

No es necesario para el posible socio que pase la misma cantidad de tiempo que tú en el Consultorio Dental, lo importante a considerar es que se encuentre en la misma página que tú y que los dos sepan bien cuáles son los tiempos que están dispuestos a dedicar a la empresa. ¿Cuántas horas pasará el posible socio en la aventura de la empresa Dental y si éstas se ajustan a las tuyas?

Es importante que ambos estén de acuerdo en lo que pretendan dar los dos en la empresa. Así como los roles que cada uno desempeñará además de la práctica dental (si es que el soci@ también es Dentista).

 

  1. ¿El compromiso del posible socio para el negocio Dental es tan fuerte como la tuya?

El compromiso hacia la empresa del posible socio debe ser tan fuerte como el tuyo. Una sociedad (especialmente entre amigos) recién creada puede empezar con mucho ánimo y diversión, pero en el corto tiempo el trabajo duro del día a día te llega a cansar y bajar tu ánimo. Si la posible socia o socio no están igualmente de comprometidos como tú puede perder el entusiasmo y podría a llegar a dañar la marca del Consultorio cada vez que abren las cortinas.

 

  1. ¿Hay algo en la vida familiar de tu posible socio que podría hacer que el negocio Dental fuera secundario?

Si la posible socia o socio están esperando un hijo o deben cuidar de uno de sus padres ancianos y enfermos entonces se podría distraer de la empresa. Es por tal que tú debes ser brutalmente honesto contigo mismo cuando estés pensando en formar una sociedad, ya que estos detalles pueden afectar gravemente tu negocio si no estás preparado para afrontar las dificultades que pueda a presentar el posible socio.

Si hay mucha distracción por temas familiares  o la misma familia está detrás del posible socio el negocio podría estar destinado al fracaso desde el inicio.

 

  1. ¿Qué preguntas tienen para ti?

Si un empleado potencial no tiene pregunta alguna acerca de la empresa a donde va a prestar sus servicios en una entrevista de trabajo quizá tendría menos probabilidades de que lo contrates porque has percibido una falta de interés. Lo mismo aplica para un socio potencial ya que debería querer saber acerca de tu carrera, qué tan fiable eres así como tus expectativas.

Tú debes querer que te pregunten las mismas preguntas difíciles que tú hiciste, si no lo hacen entonces podría significar dos cosas: sus expectativas son muy altas porque asume todo o todo lo contrario.

Todo puede ir bien por el momento, pero en uno o dos meses el posible socio podría querer cambiar las cosas o peor aún querer salir de la sociedad si no se habla claro desde el principio.

 

  1. ¿El posible socio está dispuesto a ponerlo todo por escrito?

Muchas sociedades se cierran con una sonrisa y un buen apretón de manos, pero esto puede ser una receta al desastre. Es crucial poner todo en papel, todas las obligaciones y derechos que cado uno está aceptando, no solamente se ponen las expectativas de cada socio, sino las consecuencias de no alcanzarlas.

Si no está escrito no existe, es decir, si todos los acuerdos a los que se llegan no están escritos no hay forma de reclamar o felicitar.

 

  1. ¿Realmente necesitas a una socia o socio?

Si tú puedes conseguir a alguien para realizar ciertas actividades sin tener que darle parte del negocio Dental entonces quizá no necesites un socio. Algunos doctor@s tienen la idea constante de que necesitan a alguien para iniciar su propio negocio, pero no siempre es cierto, a veces solamente necesites ayuda de un doctor que esté en un horario definido por ti y entonces lo que requieres es un trabajador y no un socio.

Por otro lado, si no tienes el capital monetario suficiente para iniciar y no esperas hacer montañas de dinero inmediatamente, entonces tener una socia o socio podría ser la mejor opción para ti. Pero si le puedes pagar a alguien para hacer ciertas actividades en el Consultorio Dental sin la necesidad de darle un porcentaje de tu negocio podría ser mejor comenzar solo.

 

 

Si tienes alguna historia o estrategia por compartir con la comunidad deja un comentario. Los comentarios son con tu facebook.

 

Apresúrate e inscríbete al Seminario-Taller De Odontólog@ a Empresari@ Exitos@. Cerramos inscripciones el miércoles 02 de diciembre, este seminario de dos días que se llevará a cabo el 05 de diciembre y 12 de diciembre de 2015 de 9 a.m. a 3 p.m. Marca hoy al (55) 1204 – 0958 para inscribirte.

 

Suscríbete a nuestro boletín llenando los siguientes campos y entérate de todo lo relacionado al mundo empresarial odontológico.

Aviso de privacidad